Métodos activos de aprendizaje (aprendizaje creativo, activo y divertido) está comenzando a hacerse sentir entre los profesionales de la importancia de los educadores. Debido a que este método es la respuesta a un ambiente de clase que dura, aburrida, de miedo, una carga y no hace sentir como en casa y no fomentar los sentimientos de placer de aprendizaje para los estudiantes. El aprendizaje activo, tanto en profesores y alumnos a tomar un papel importante.

1) APRENDIZAJE ACTIVO es, simplemente, "aprender haciendo". Por ejemplo muchos de los guitarristas saben bien la diferencia entre aprendizaje activo y aprendizaje pasivo. Su aprendizaje pasivo viene a través de los diversas instrucciones del como tocar una guitarra. Su aprendizaje activo viene cuando se pone a tocar la guitarra. Los libros y las instrucciones en el salón de clases son necesarios, pero los guitarristas nos dirán que realmente aprendieron a tocar la guitarra por si mismos.
Enseñarles a los niños cómo vivir la vida cristiana no es diferente de enseñar a los guitarristas a tocar la guitarra. Los niños aprenden pasivamente al leer la lectura de los maestros. Sin embargo, ellos aprenderán realmente a "tocar la guitarra" a través de experiencias reales y simuladas. Y como todos los aprendices de guitarristas, ellos cometerán errores a través del camino. Aquí es donde el docente entra a fortalecer su seguridad y a ayudarles a aprender de sus experiencias.
El aprendizaje activo puede venir a nuestra vida a través de algo tan simple como lo es una experiencia de lavado de pies o de algo tan original como una experiencia de pasar un día de sucesos en un paseo. El aprendizaje activo puede originarse de una experiencia de la vida real tal como un paseo de estudio. O puede derivarse de una experiencia creada o simulada en el salón de clases.
Ejemplos de esto incluyen juegos simulados, actuaciones, juegos con propósito (diseñados para producir un efecto deseado).  Estas experiencias simuladas son aún reales pero en una esfera diferente. De algún modo, son como sueños. Durante las simulaciones, los alumnos, como en los sueños, experimentarán sentimientos reales tales como miedo, aceptación o enojo. Y, donde existan esos sentimientos, habrá aprendizaje.
Pero estas inseguridades no tienen porqué mantenernos alejados del Aprendizaje Activo. Con un poco de ayuda, cualquiera puede hacerlo.
2) CARACTERÍSTICAS DEL APRENDIZAJE ACTIVO
Podemos explicar completamente el Aprendizaje Activo explorando siete características:
1.   Aprendizaje activo es una aventura.
No puedes predecir exactamente qué va a suceder una vez que una persona o un grupo se embarquen en el viaje. El aprendizaje activo provee de muchas sorpresas. El aprendizaje pasivo es siempre predecible: Los alumnos se sientan pasivamente mientras el profesor o conferencista sigue un guión ya planeado. Los alumnos aprenden lo que quería decir la lección específica o eso es lo que el profesor espera que ocurra.
En el aprendizaje activo, los alumnos aprenderán lecciones que el maestro nunca imaginó, que no esperaba. Puesto que el líder confía en que los alumnos pueden ayudar a crear la experiencia de aprendizaje, los jóvenes se pueden aventurar en descubrimientos no previstos. Y, a menudo, el profesor aprende juntamente con ellos. Cuando nos embarcamos en aventuras de aprendizaje activo, tenemos que prepararnos a nosotros mismos para experimentar firmemente momentos de aprendizaje, aún si éstos nos sorprenden.
2.   El aprendizaje activo es divertido y/o cautivante. 
Entre los niños, APRENDER ha ganado una reputación pobre. A menudo oímos a los educadores decir: “Estoy muy frustrado con mis muchachos. Son tremendos al momento de jugar, pero cuando llega el momento de sentarse para la lección, ellos protestan y se quejan. Todo lo que ellos quieren es diversión."
Mucha gente asume que diversión y aprendizaje no pueden ocurrir a la vez. Pero si los niños encuentran la lección aburrida, el docente les dice que habrán el ENCARTA por ejemplo los alumnos lo harán, pasarán una y otra vez la página, se aburrirán y dirán ya terminamos y lo más probablemente no aprenderán, o, si están aprendiendo, sus nuevos conocimientos no permanecerán mucho tiempo con ellos. Regresa a tus tiempos antiguos de alumnos en tu Institución educativa.¨ ¿Cuántos conocimientos o conceptos recuerdas de las lecturas de tus maestros? ¿Obtuviste muchos conocimientos?
3.   El aprendizaje activo involucra a todos.
No hay espectadores pasivos en el aprendizaje activo. Aquí es donde la diferencia entre aprendizaje pasivo y el activo viene a ser clara. Es similar a la que existe entre ver un partido de fútbol en la televisión y realmente jugar ese partido en el campo.
Sí, uno puede aprender acerca del fútbol mirando un partido por la televisión, pero se aprenderá mucho más y se recordará mejor un partido si se forma parte del equipo y se juega en él.
4.   El aprendizaje activo se basa en el alumno, no en el maestro.
El aprendizaje activo depende de los alumnos quienes van descubriendo, en lugar de depender de los maestros que imparten ideas y hechos. El aprendizaje activo empieza con los alumnos y se mueve a su ritmo. Permite tiempo para temas no previstos los cuales pueden surgir sobre la marcha. Aunque los muchachos pueden cubrir menos material del que proveyó el maestro, podrán realmente, aprender más porque el proceso está orientado a ellos.
Tu puedes frecuentemente decidir el estilo de enseñanza que desees (Orientado al alumno u orientado al maestro) por medio de la forma en que arregles las sillas del local. En el método pasivo orientado al profesor, las sillas se ponen mirando hacia el pedestal donde estará el maestro haciendo sus lecturas y su exposición. En el sistema activo orientado al estudiante, el líder dispondrá las sillas en pequeños círculos, las empujará hacia un lado o las colocará creativamente dispersas según las requiera.
Los maestros del aprendizaje activo van haciendo descubrimientos junto con los alumnos. Estos maestros participan completamente en el proceso, experimentando las cosas inesperadas, las alegrías, las penas etc., en cada ocasión. El maestro del proceso de aprendizaje activo actúa como el guía de un safari en una aventura impredecible, en lugar de actuar como un profesor sabelotodo que recién ha llegado al lugar.
5.   El aprendizaje activo es un proceso orientado.
En el aprendizaje pasivo, el maestro envía la lección y espera que los alumnos retengan la lección. Pero el aprendizaje activo involucra a los alumnos para que descubran la lección. Cómo llegan los alumnos a la respuesta es tan importante como la respuesta misma, porque ellos descubren las razones que hay detrás de las conclusiones a las que llegaron.
Por ejemplo, nuestros alumnos podrían pasivamente escucharnos predicar acerca de el servicio a los pobres o la los dignificados o victimas del terremoto en Pisco, Nazca e ICA. O podríamos involucrarlos en un proyecto de servicio en el que aprendan por qué es importante para los cristianos el servir "al más pequeñito de éstos". Ellos experimentarán el gozo de dar sin que esperen recibir a cambio nada. Sentirán la gratitud de aquellos a quienes sirven. Descubrirán que ellos pueden hacer "una diferencia" en la vida de alguien. Estos conceptos rara vez vendrán de únicamente escuchar un mensaje pasivamente. Se forman a través de un proceso de vivir la experiencia con profesores experimentados y luego de compartirla con la ayuda de profesores de amplia experiencia.  En lugar de estar diciendo a los alumnos, siempre, lo que tienen que hacer, los profesores orientados al proceso ayudan a los alumnos a aprender a hacer decisiones.

6.   El aprendizaje activo está enfocado a través de la participación.
Las experiencias que no investigas tomando parte en ellas pueden tomar un largo plazo. Sin la participación, la caminata de la confianza, mencionada antes, podría quedar en la memoria de los alumnos como un mero ejercicio interesante. Para desarrollar un verdadero entendimiento cristiano de esta experiencia, la participación como grupo es necesaria.
Tomar parte o evaluar una experiencia en parejas o grupos pequeños- ayuda a enfocar la experiencia y a articular su significado. A través de la participación, los profesores se aseguran de que las experiencias de grupo no se desviarán por falta de integración, falta de cuestionamiento, falta de organización o falta de realización completa. La participación ayuda a clasificar y ordenar la información que los alumnos van obteniendo a través de la experiencia. Ayuda a los alumnos a relacionar la experiencia obtenida con su vida práctica.
Al tomar parte activa se saca a la luz los principios fundamentales que operan en la acción. Los muchachos pueden entonces aplicar dichos principios a otras circunstancias que se presentan en sus vidas.
7.   El aprendizaje activo es relacional.
Puesto que el aprendizaje activo involucra a todos y porque todas las experiencias son parte activa y se aplican con otras personas, los alumnos tienen que interactuar con los demás. El aprendizaje pasivo puede ser una experiencia solitaria, pero el aprendizaje activo ocurre en medio del compañerismo con otros compañeros.
El aprendizaje activo, particularmente durante la aplicación activa con otros más, requiere que los alumnos revelen un poco de si mismos a otros. Esto ofrece una rara oportunidad para limar asperezas interpersonales en este mundo apresurado.
Nótese nuestro uso de la palabra RELACIONAL. Aproximación es cercana, pero olvida una de las más poderosas influencias en la vida del alumno: "nobleza". RELACIONAL, en aprendizaje activo se refiere a todas las relaciones en un grupo: adulto-niño, niño-niño y adulto-adulto.
Hay investigaciones que demuestran que la razón principal por la cual los niños vienen a un grupo es por amigos. El aprendizaje activo capitaliza esta necesidad de relaciones. Ella anima a los alumnos a aprender unos de otros.
Cuando los niños junto con adultos, comparten experiencias y juntos comparten que es lo que ha ocurrido, entonces aprenden realmente.

ieflorida.iespana.es

0 comments:

Posting Komentar